Mascarilla con maicena te quita 40 años de encima, blanquea y quita las arrugas al instante.

Si bien es cierto, la mejor forma de aprovechar los beneficios de la maicena en la piel es preparando una mascarilla pensada para mejorar la apariencia y salud de tu piel. Si tienes manchas, acné o arrugas no dudes en confiar en el poder de la maicena.

Existen quienes dicen que la maizena para la cara es la fuente de la juventud eterna. Muchos tratamientos de belleza la tienen entre sus ingredientes por sus propiedades para mantener la piel joven y radiante. Conoce todo sobre esta harina que te ayudará a cuidar tu piel de ahora en más.

Las mejores mascarillas de maizena para la cara.

Hacer tu propia mascarilla de maizena para la cara es muy sencillo, aquí encontrarás 3 opciones para diferentes problemas de la piel. Con estas ideas podrás usar la maicena para la cara y así eliminar manchas, reducir el acné y las arrugas.

Mascarilla de maizena y huevo

Usa esta mascarilla de maizena para el rostro si quieres rejuvenecer tu piel. Combínala con el huevo y el aceite de almendras para crear un remedio natural antiarrugas.

Como todos los tratamientos de belleza, con esta mascarilla de maizena para las arrugas tardarás unas semanas para comenzar a ver los resultados, pero ya desde el primer uso tu piel se verá mucho mejor, limpia y saludable.

Ingredientes

Una cucharadita de miel

Una clara de huevo

Dos cucharadas de maicena

20 gotas de aceite de almendra

Preparación

Si quieres hacer esta mascarilla con maizena sólo debes mezclar los tres ingredientes hasta integrarlos bien.

Humedece tu piel con agua tibia, seca suavemente y aplica la mascarilla de maicena.
Deja actuar durante 20 minutos y enjuaga con agua fría. Úsala dos a tres veces por semana.

Mascarilla de maizena y miel.

Si tienes la piel grasa es posible que sufras con la aparición de espinillas, granitos y otras imperfecciones de la piel. Éstas son completamente normales, pero se producen debido al exceso de la producción de sebo o grasa.

Usa esta mascarilla de maicena y miel para controlar la aparición de granitos y decirle adiós al brillo que produce la grasa en tu piel.

Compartir