5 verdades fuertes sobre toallas sanitarias que todas las mujeres debería saber.

Si bien es cierto, la invención de las toallitas sanitarias definitivamente mejoró considerablemente la vida de todas las mujeres, sobre todo cuando se encuentran en su ciclo menstrual.

Pero no todo es color de rosas. Definitivamente usar las toallas sanitarias cuando no es necesario puede afectar tu piel debido a algunos elementos que utilizan en su proceso de producción.

Hoy te diré a detalles cuáles son los componentes que podrían generar distintas reacciones o efectos en tu organismo.

PRODUCTOS QUÍMICOS
Las toallas sanitarias aunque sean un producto de cuidado personal, la verdad es que contienen distintas sustancias químicas que podrían afectarte en caso de tener la piel muy delicada. Evita utilizarlas cuando no sea necesario.

GEL
El uso indebido (o excesivo) de las toallas sanitarias puede exponer demasiado tu piel al gel interno que contienen y esto puede producir infecciones urinarias o renales.

ALMOHADILLAS DE ALGODÓN
Antes de la fabricación de este producto, a menudo son utilizados herbicidas y pesticidas que podrían causar efectos negativos en el cuerpo y la salud de las mujeres.

DESODORANTES
Los desodorantes utilizados en las toallas sanitarias pueden ingresar al torrente sanguíneo de las mujeres, causando infecciones y otras anormalidades como la infertilidad.

CAPA IMPERMEABLE
Esta capa generalmente está hecha de material sintético para que la menstruación no avance hasta la ropa, pero también puede causar una ventilación incorrecta para las mujeres.

Seguramente en este momento te sientes un poco decepcionada de las toallas sanitarias,sin embargo, dejar de utilizarlas es casi imposible, lo único que debes hacer es hacerlo con precaución, siguiendo las siguientes recomendaciones:

Utiliza una buena marca de toallas sanitarias. Aunque sean más costosas, será importante para mantener en buen estado tu salud íntima.

Evita permanecer más de 4 horas con la misma toalla sanitaria, sobre todo cuando tienes demasiado flujo de sangre.

Evita utilizar ropa demasiado ajustada los días que lleves toallas sanitarias. Aunque parezca más cómodo, puede reducir la ventilación hacia tu área íntima generando humedad en la zona (y esto desencadena bacterias).

Ahora que sabes que las toallas no son tan inofensivas como parecen, no dudes en compartir la información con otras mujeres que conozcas.

Compartir