Dale fin al dolor de espalda y cuello sin medicamentos; te quedará seca.

Si bien es cierto, el dolor de espalda y cuello es una de las afecciones más comunes entre las poblaciones occidentales. Las estadísticas nos informan que el ritmo de vida acelerado y el sedentarismo son las principales causas de estos problemas. Existen numerosas formas de tratarlo, antes de sucumbir a los antiinflamatorios.

8 de cada 10 personas sufren, han sufrido o sufrirán dolores en el cuello y/ o en algún sector de su espalda. Si bien pueden ser causados por problemas graves como hernias, desviaciones en la columna o enfermedades en los huesos; las principales causas son otras. Los especialistas afirman que la mayoría de las personas lo sufren producto de las tensiones, el estrés, el uso permanente de la tecnología y la mala posición.

Es un mal que afecta tanto a niños como a adultos. Pero algunas características pueden volvernos más propensos a desarrollar este problema:

EDAD:

A medida que envejecemos, el dolor se vuelve más común, especialmente después de los 40 años de edad.

ESTADO FÍSICO:

Las personas sedentarias son más propensas a padecer esta condición, que aquellas que se entrenan con frecuencia.

SOBREPESO:

El sobrepeso puede ocasionar que la espalda se sobre exija o que la columna tome una mala posición debido a cambios en el eje de equilibrio.

HERENCIA:

Las personas con un historial genético de familiares que sufren dolor de espalda y cuello tienen más posibilidades de sufrirlo.

FUMAR:

El tabaquismo no permite la correcta nutrición del cuerpo, los huesos y músculos se debilitan. La tos constante también puede afectar a la posición de la columna.

ACTIVIDAD FÍSICA DE ALTO RENDIMIENTO:

Las personas que mantienen una rigurosa rutina de entrenamiento pueden sufrir una lesión que les provoque dolor.

Si te agradó la información, no te olvides compartir lo bueno. Por consiguiente, si nunca comentas, por lo menos dime “hola o gracias” y así sabré que me lees. Comparte lo bueno.

Compartir