No lo puedo creer, utilice esa crema casera para quitar las arrugas de la cara y los resultados fueron sorprendente.

Deseguro que alguna vez haz escuchado que la población de Japón es una de las poblaciones más longevas que existe. En este país, podemos encontrarnos a muchas personas mayores, ya que tienen una larga vida. De igual forma, en la juventud, son personas que tienen un cutis envidiable.

Especialmente las mujeres japonesas mantienen su piel impecable y bella. Esto se debe a un secreto que han guardado desde hace muchos años: la mascarilla de arroz.

Aunque muchos no lo crean , el mejor aliado de las mujeres japonesas es este pequeño grano. Dicho secreto permanecía bien guardado, hasta que por fin se ha hecho público. Y es que el arroz ha sido un elemento muy presente en la belleza de las mujeres de Japón. Hoy, queremos compartir contigo esta fabulosa mascarilla que de seguro te encantará.

Es muy probable que en algún momento de nuestra vida hayamos consumido arroz en cualquiera de sus formas. Este grano es rico en acido linoleico y escualeno. Ambos son potentes antioxidantes que estimulan la producción de colágeno. A su vez, el colágeno es utilizado por la piel para retrasar la aparición de arrugas. El arroz también es rico en vitamina E y Gamma Orizanol, que posee una gran capacidad para proteger el corazón y reducir el colesterol.

Ingredientes:

Arroz (3 cucharadas).

Leche (1 cucharada).

Miel (1 cucharada).

Preparación:

Para comenzar, debemos cocinar el arroz durante 2 minutos aproximadamente. Agotado ese tiempo, lo filtraremos, pero no botaremos el agua, sino que la echaremos en otro recipiente. El agua del arroz la utilizaremos más adelante. Ahora, debes añadir la miel a la leche que debe estar tibia, y mezclarlos hasta conseguir una sustancia homogénea. Finalmente, echaremos la leche con miel al arroz y mezclaremos todo muy bien.

En primer lugar, debemos lavarnos profundamente el rostro y secarlo con una toalla suave. Actos seguido, aplicaremos la mascarilla en todo el rostro de manera equitativa. Ahora, dejaremos que la mascarilla de arroz se seque por sí sola sobre el rostro. Finalmente, nos enjuagaremos el rostro con el agua donde cocinamos el arroz.

Es importante utilizar el agua que guardaste anteriormente, ya que posee propiedades antioxidantes. Además, hidrata la piel y promueve la buena circulación sanguínea. Estos efectos son los que combaten las arrugas y reducen la inflamación. Para obtener mejores resultados, esta mascarilla la debes aplicar sobre tu rostro al menos 1 vez por semana.

No permitas que las arrugas estropeen tu belleza natural si tienes o pasas de los 50 años. Preparar esta mascarilla japonesa de arroz y combátelas de manera efectiva de una vez por todas. Te aseguramos que no te arrepentirás de los resultados obtenidos en poco tiempo.

Compartir