Jamás recalientes alguno de estos diez alimentos. Hacerlo, ¡podría acabar con tu vida!

Por el ajetreado estilo de vida que llevamos, nos vemos en la obligación de preparar las comidas con un tiempo de anticipación para ahorrar tiempo. Lo que no sabíamos es que hay ciertas comidas que no se pueden recalentar porque nos pueden causar daño.

Aquí te vamos a enseñar que comida debemos evitar recalentar, para que planees mejor el menú que harás si tienes que cocinar con anticipación.

Un informe presentado por la cadena de noticias BBC realizado por la Agencia de Estándares Alimenticios de Reino Unido (FSA) detalla las consecuencias que trae a nuestra salud esta práctica de recalentar la comida.

Alimentos que no debemos recalentar jamás

Las papas: este es uno de o alimentos mas consumidos en distintas preparaciones, tienes muchos nutrientes, sin embargo una vez que se enfrían pierden los valores nutricionales y pueden volverse toxicas para nuestro organismo.

Los huevos: la cocción del huevo es muy delicada. El volver a someterlo al calor puede reactivar las bacterias en el lo que es dañino.

Las espinacas: contiene nitrato que se convierte en nitritos al ser sometida a altas temperaturas, lo que puede llegar a ser peligroso porque podría intoxicarnos.

El pollo: esta carne almacena muchas bacterias y algunas se activan con el calor. Por lo que es mejor comerlo fría una vez se haya cocinado. Mientras mas día tenga preparado su composición proteica cambia por lo que es delicado consumirlo

La remolacha: es igual que la espinaca, al calentarlas tiene nitritos que son nocivos para la salud.

El apio: al recalentarlo se activan las células cancerígenas que posees esta hortaliza.

Champiñones: una vez preparados, debes consumirlos a temperatura ambiente para evitar contaminarte con sus bacterias.

El arroz: este tiene bacterias que no se eliminan completamente con la cocción, por lo que al recalentarlo estas multiplicando las bacterias lo que lo hace riesgoso para nuestra salud. Debemos consumirlo 24 hora máximo luego de su preparación si lo refrigeramos bien.

La pasta: las bacterias que contiene se muere al cocinarla, pero al recalentarlas suelta toxinas que pueden provocar vomito y diarrea, es mejor dejarla enfriar antes de consumir.

Los pescados y mariscos: es delicado prepararlos por las bacterias que contienen. Por lo que debes limpiarlos antes de cocinarlos. Pero una vez cocinados se descomponen rápidamente por lo que es riesgoso comerlos mucho tiempo después.

Pero no te desánimos, tampoco es que no puedes reutilizar nada. Existen algunas recomendaciones para que reutilices algunas sobras de las comidas sin que sean dañinas para tu organismo.

Recalienta lo más pronto posible luego de la preparación original. No sobrepases los 70 grados centígrados al hacerlo.
Solo calienta la cantidad de comida que vas a reutilizar.
Mantén separados lo alimentos cocidos de los crudos.

Al recalentar cubre la preparación para que los alimentos se caliente de forma homogeniza.
No olvides compartir esta información con los demás para que lleguemos súper lejos con tu ayuda.

Compartir