Casi todos lo tiran a la basura pero vale oro. Pruébalo y verás como nunca más volverás a tirarlo.

El café es una de las bebidas favoritas por excelencia. Lo primero que hacen muchos por la mañana, aún medio dormidos, es tomarse una taza de café. Y, al mismo tiempo, creamos basura porque queda algo de café en el filtro y lo tiramos de inmediato. O al menos eso pensábamos. Lo cierto es que este “oro negro” es de un valor incalculable. Simplemente úntalo en papel para hornear o en un plato llano y déjalo secar. Y ya puedes empezar a usar tus granos de café todos los días como te explicamos en los siguientes trucos.

Compartir