3 cosas que suceden cuando pone las piernas contra la pared todos los días

El Viparita karani es una pose que todos pueden hacer. Es especialmente famoso entre los atletas, corredores y bailarines que lo utilizan para reducir el dolor y la rigidez, así como para calmar la mente y reducir la ansiedad. También es muy beneficioso para las personas que están muy estresadas. Si sientes que hay demasiado estrés en tu vida diaria, prueba esta postura al final del día para recuperar tu energía y calmar tu cuerpo y mente.

Variaciones de Viparita karani

Hay algunas maneras diferentes de realizar esta pose, y lo que elijas depende de tus propias habilidades.

Piernas hacia arriba

Acuéstate boca arriba con tu trasero contra la pared, o tan cerca de la pared como sea posible, con las piernas levantadas hacia arriba. Siéntete libre de apoyar el trasero en una almohada, especialmente si estás embarazada. Las plantas de los pies deben mirar hacia arriba, hacia el techo, y los brazos deben colocarse a tu lado para mantener el equilibrio. La cantidad de rigidez en las caderas determina qué tan cerca de la pared están tus piernas. Idealmente, tocarás la pared, pero puede llevar un tiempo llegar allí.

Piernas en “V”

Para un estiramiento más profundo, haz lo mismo que se explicó anteriormente, pero para mantener la distancia de los pies de la cadera, inserta las piernas en una amplia formación de V. Esto te permitirá sentir un estiramiento más profundo en el área de la ingle sin dejar de ser suave al mismo tiempo.

Plantas de los pies juntas

Gira las rodillas hacia afuera y junta las plantas de los pies, con las piernas presionadas contra la pared. Este es un estiramiento bastante intenso, que te permite experimentar el estiramiento de la ingle más profundo desde la postura.

Beneficios de Viparita karani

1. Aumenta el flujo sanguíneo y disminuye la inflamación

Esta postura aumenta el flujo sanguíneo y la circulación, particularmente después de un día de estar sentado o de pie por un período prolongado de tiempo. También reduce las hinchazones, especialmente la hinchazón en los pies, los tobillos y las pantorrillas.

2. Mejora la movilidad de los tendones y reduce el dolor lumbar

Esta postura estira los tendones, que a menudo se acortan como resultado de sentarse en un escritorio todo el día, causando dolor de espalda baja. Al realizar esta postura, aliviarás la presión en la zona lumbar, aliviarás el dolor y mejorarás la movilidad de los tendones.

3. Reduce el estrés y estimula la relajación

Como alivia el dolor y aumenta el flujo sanguíneo, esta postura también te relaja. Esta estimulación del sistema nervioso te lleva a un estado más relajado y más tranquilo. Por lo tanto, también induce el sueño y te permite dormir mejor por la noche.

Compartir